Comparte en:

AMLO y sus nexos con Katu Arkonada (ETA)

 
 
Ana María Vázquez 
Andrés Manuel López Obrador nos debe muchas explicaciones, entre el enojo de unos y la fe ciega de los otros que lo han llevado a ser el puntero hay montones de propuestas que muchos juzgan descabelladas, hay otras que merecerían una mirada minuciosa.
Y me refiero específicamente a Katu Arconada o Israel Arkonada Gómez o Israel Gómez, “ex” militante de ETA y detenido en el País Vasco como el mismo cuenta en el artículo “Más Allá de ETA”. A partir de que saliera la información en el portal Pejeleaks, apenas dos o tres periódicos han hablado, por cierto bien poco sobre este personaje, al principio se habló de AMLO comparándolo con Nicolás Maduro pero eso se diluyó tan rápido como vino, vaya, ni siquiera los adversarios de López Obrador han dicho nada. ¿Por qué?
¿No deberíamos enterarnos antes de las elecciones quienes son los asesores del futuro mandatario? ¿No debería explicarnos que hace en nuestro país un ex militante de ETA?.
Más allá de Pejeleaks (espacio del que por cierto no me fío del todo), este espacio ha sido plural y he criticado tanto a unos como a otros. Y en casos como este, fundamentar un hecho es básico por lo que todo lo que a continuación escribo puede ser cotejado en internet.
Katu Arconada, nacido en el País Vasco en 1978, es diplomado en ciencias políticas, a los 16 años, se afilia a la izquierda independiente de su país (ETA), a los 19 viaja a Cuba donde según sus propias palabras, “abrió los ojos al ver que se podía construir un nuevo modelo de sociedad, distinta a la capitalista” y luego, a los 25 a Venezuela donde su militancia pasa a ser internacionalista que toma como modelo al ver cómo se construye una sociedad “desde abajo”. Tiempo después viaja a Brasil como Coordinador del Foro Mundial Social; en Bolivia (2009), trabaja como Asesor del Viceministro y en el Ministerio de Relaciones Exteriores.
En México se le han abierto puertas que muchos querrían, como la de la Casa Lamm, el periódico La Jornada o la mismísima UNAM.
Tradicionalmente México ha sido un país de puertas abiertas a los intelectuales y un miembro de la “Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad” (pomposo nombre), no iba a ser la excepción. Aunque ahora mismo, lo veo más como una “tapadera política” que como una organización seria.
En el texto titulado “Proceso de Cambio en Bolivia”, avances y desafíos, cierra su exposición con estas palabras “Nuestra esperanza es seguir acompañando al compañero Evo Morales en la profundización y radicalización del proceso de cambio en Bolivia. Para ello necesitaremos también el apoyo de todos los gobiernos aliados, partidos de izquierda y movimientos sociales del continente.Tenemos el reto de continuar el legado del comandante Hugo Chávez, primero derrotando a la derecha en las elecciones de abril en Venezuela, y después haciendo lo propio en las elecciones de 2014 en Bolivia. Ahora es cuando, al pasado no regresaremos jamás!”
Hay que mencionar que fue en Bolivia donde formó políticamente a la gente de Contrapoder, que luego pasó a enriquecerse con Chávez y finalmente fundó Podemos en España.
De las recientes elecciones en Venezuela escribió: “El chavismo volvió a ganar las elecciones en Venezuela. Son 22 de 24 elecciones celebradas en Venezuela desde el triunfo del Comandante Chávez en 1998, triunfo que inauguró el cambio de época en América Latina”.
Revolucionario Internacionalista, como el mismo se ha calificado, viaja a Latinoamérica para “acompañar a otros pueblos en su emancipación política y económica”, enarbolando la bandera bolivariana. ¿Qué quiere decir esto? Que se trata de un movimiento que busca una
“globalización” diferente, aunque esto le cueste al pueblo, como en el caso de Venezuela, muerte y hambre.
Cabe recalcar que en los gobiernos en los que ha participado, se ha dado la transición del gozo popular al autoritarismo. En su libro “Desde arriba, desde abajo”, manifiesta su total apoyo a los “Comandantes Castro y Chávez a los que llama “arquitectos del cambio de época en nuestra América”.
Katu Arkonada llega a México en 2015, invitado para un seminario, ahí conoce a Dolores Padierna, Bejarano y Claudia Sheinbaum, pero es más tarde, de la mano de Héctor Díaz- Polanco que se introduce a las filas de Morena. El objetivo según se dice, es replicar en México el modelo usado en Bolivia y así ligarlo con Cuba y Venezuela.
Las controvertidas declaraciones de la presidenta de Morena, Yeidkol Polevnsky mostrando su afinidad a los gobiernos de Cuba y Venezuela, no han hecho mas que afianzar la postura de Arkonada dentro del partido.
Un terrorista con capa de intelectual que ahora acompaña a Citlali Hernández, la mujer más joven postulada al Senado.
AMLO nos debe muchas explicaciones: la alianza con el Pes, con Elba Esther, con Bartlett, con Espino, pero sobre todo con Katu, Israel o como se llame este vasco, perteneciente al brazo político de ETA, un enviado de Batasuna para promover el nacionalpopulismo en América Latina.
MORENA nos debe, o a sus militantes, una explicación a la locura de agarrarse a un clavo ardiendo como si fuera la mejor opción.
Los candidatos contrarios tampoco han dicho una palabra al respecto. ¿Qué está pasando aquí?
Ni Cuba ni Venezuela ni Bolivia han logrado la estabilidad social, política y económica prometida, teniendo a personajes como éste. ¿Por qué México sería la excepción?. El descubrimiento de este personaje y su singular participación en los “movimientos políticos recientes”, hace que se prendan muchos focos rojos. Es claro que México no es Venezuela, ni Bolivia, ni Cuba; México es México y no debe formar parte de una revolución por muy “Bolivariana” que sea.
Nosotros ya tuvimos nuestra dosis de miseria y seguimos pagando la de sangre; si me apuran mucho, hasta tenemos nuestro propio terrorismo narco, no necesitamos etarras consejeros disfrazados de intelectuales para que nos “orienten”sobre cómo gobernar a un país que ni es suyo, ni aman, ni conocen.
Explícame AMLO, explícame MORENA, explícame Yeidkol, Citlali. Si ustedes no ven la gravedad del caso es que están tan ciegos como los que permanecen agarrados a ese clavo ardiendo que en resumidas cuentas nunca han necesitado.

Articulos recomendados